viernes, marzo 25, 2005

Gudalajara - Dia 1

Recien llegado a Guadalajara, Jalisco y despues de saludar a mis abuelitos me dispuse a echarme una jeta en mi cama. Terminando esto iba salir a dar un paseo por los rumbos, en eso vi a mi tia que vive a unas casas que estaba a fuera con sus hijas (mis primitas Alejandra y Ana Gabriela); el saludo más efusivo fué de Ale, que literalmente corrio y salto hacia mi gritando "ruñior"(la explicación del por que ese nombre es una larga historia, que luego contaré y que ella misma da razón). En el camino tome las fotos de los lugares más cercanos, la plaza de toros, y el estadio jalisco.

Estos lugares estan a 1 y 2 cuadras resepectivamente de donde vive mi abuelita, me dirigi hacia la plaza más cercana, plaza independencia, es de las primera plazas que yo recuerdo conocí, asi que comenze la huida, de ahi encontre el kiosko muy pintoresco que aparece abajo en la foto al final de este parrafo, habia algo de gente y el calor literalmente me quemaba asi que tenia que caminar buscando sombrita ya que llegaba a ser insoportable, ahi saque dinero y despues de vagar un rato, me dirigi a la parada para regresarme en camión no pensaba caminar la misma distancia de regreso en la forma que estaba pegando el sol, queria tomarle una foto al camión pero ya se me hacia demasiado.



Al regreso estabamos esperando para ir a la tradicional visita a las 7 iglesias con motivo de la semana santa, así que fuimos a las 7 iglesias y hasta terminamos visitando 8.

Fué donde tube la oportunidad de tomar unas fotos espectaculares de noche.



La catedral y la luna



El teatro degollado




La catedral vista por atras



Gaby y Ale mis primas con las cuales me acompañarón
la mayor parte del tiempo en este viaje a Guadalajara.

Gracias a mi Tia Concha y mi Tia Lulú que tubieron la paciencia de ir caminando a todos los lugares donde queria tomarle foto y sobretodo que nos hicierón amena la noche con su compañia.

La anecdota fué que de regreso resulto que dejamos el coche estacionando en la entrada de una casa y los dueños llevaban horas (según ellos) esperando la grua para poder meter su coche, en cuanto nos fuimos ellos lograrón meterlo.
Publicar un comentario